¿Cómo se hace una Carta Formal? Guía paso a paso

Muchas veces se presenta la ocasión de escribir una carta a una empresa donde se desea ingresar, para el banco, para postularse a un casting, entre otras, lo cual se torna difícil cuando no se ha hecho nunca alguna, por ese motivo a lo largo de este artículo aprenderás como se hace una carta.

como se hace una carta

Tipologías de cartas

La realización de cartas es un elemento que se debe dominar, ya que son necesarias para cualquier ámbito de la vida, desde el factor educativo hasta el laboral y formal; hay que tener en cuenta que esta puede ser tu presentación y la primera impresión que recibirá el receptor de ti, así que, si quieres lograr redactar la mejor, lo correcto es que sepas manejar a la perfección esta herramienta.

Entre mejor se realice la carta, mejor será la respuesta, debes de ser muy claro, conciso, con cierta metodología según cada tipo, además, debes mostrar toda la educación que tienes, pero a su vez debe ser sencilla, sin mucha complicación ni para ti para el que la va a recibir, solo se debe buscar conseguir el objetivo principal que tiene la misiva.

Todo esto se torna cada vez más imprescindible, ya que los teléfonos, computadoras y otros dispositivos corrigen muchos de los errores, pero no todos. Ya muchos individuos están acostumbrados a estas correcciones automáticas, por lo que no se detienen a realizar revisiones pertinentes y hacen la entrega de la misiva con algunos errores que no se dieron cuenta.

No debes olvidar que según el motivo de la carta o a quien vaya dirigida va a variarla misma, no puede ser una sola carta para cualquier razón, debes ajustarla a la necesidad que poseas, por lo que en lo sucesivo verás como hacer una carta, los tipos que hay y como construirlas.

Para presentarte

Este modelo es uno de los más relevantes y formales que tendrás que llevar a cabo, ya que por medio de esta podrás tener una impresión positiva o por el contrario generar una pésima impresión hacia tu posible empleador. En este tipo de misiva lo más frecuente es que, tal y como su nombre lo indica, te presentes para un trabajo, para un puesto laboral, para un ascenso, un casting u otro motivo y se evaluará las Aptitudes de una persona.

En ella podrás explicar cuáles son tus capacidades y/o habilidades para el puesto de trabajo, podrás hacer mención a los años o meses que tienes de experiencia en el área pertinente o si por el contrario eres recién egresado. Es importante mencionar que esta puede ser la acompañante de tu currículo vitae, si así lo deseas o por el contrario si así te lo exigen.

Se podría decir que existen cuatro subtipos de esta misiva, estos son:

  • Carta a candidatura espontánea
  • La carta de respuesta a un anuncio
  • Carta en una candidatura a una consultora
  • La carta a una candidatura referida

No te olvides de evitar errores ortográficos, usar la metodología correspondiente, mencionar tus datos personales y los del futuro receptor.

De agradecimiento

Tal y como su nombre lo indica es esa forma que usarás para demostrar todo el agradecimiento que tienes hacia esa persona o hacia la institución que te dirijas, ya sea por los años en los que trabajaste, por haberte aceptado en su sociedad empresarial u otro motivo que creas conveniente.

A diferencia de la anterior, esta quizás podrías ser un poco informal, aunque dependerá del motivo, por lo que deberás estar atento a esto, ya que basado en esto podrás usar un tono u otro a lo largo del contenido.

como se hace una carta de agradecimiento

Una vez que tengas claro a quién va dirigido ya sabrás que tono utilizar, ya que no es lo mismo una misiva para agradecer a un jefe o un docente, que una dirigida a un amigo o pareja. Todo el contenido de esta deberá ser positivo y ameno, halagando al receptor.

Este tipo de carta debe llevar:

  • Un saludo, como en cualquier otra, lo más natural que puedas, siempre adaptado a la confianza que se tenga con el receptor.
  • Debe ser corta, un párrafo máximo dos, sé conciso y preciso.
  • Podrías, para finalizar, ponerte a disposición del receptor para una próxima ocasión y no te olvides de la despedida.

De recomendación

Seguramente en algún momento alguien te ha pedido una carta de recomendación o tú necesitas pedir una, en esta misiva también tendrás que ser muy cuidadoso con todo lo que tiene que ver con la metodología y la ortografía, lo más usual es que se solicite para una recomendación laboral, lo cual será dirigido de un antiguo empleador al posible futuro empleador.

Este último la solicita con intenciones de cerciorarse de que su futuro empleado realmente cumple con lo que necesita, ya sea aptitudes como la responsabilidad, puntualidad, edad, o más enfocado hacia el área laboral a la que se esté postulando, como administrador, médico, abogado, carpintero u otro similar, aunque esto puede variar según los Tipos de empresas.

A lo largo de la misiva aparecerá toda la perspectiva que tiene un personaje externo de ti en el campo que lo amerite, ya sea positiva o negativa, puede avalar, o no, tu buena reputación, dando certeza de tu integridad como persona y como especialista. En este tipo de misiva, debe haber el siguiente contenido:

como se hace una carta de recomendación

  1. Un membrete o encabezado de la empresa que la dirige.
  2. Los datos, principalmente nombre y apellido, del que está realizando la recomendación.
  3. Igualmente, los datos pertinente del que está siendo recomendado.
  4. No se puede dejar a un lado el tiempo que duró en la empresa o el tiempo que llevan de conocidos.
  5. Hacer mención a las aptitudes del que fue empleado y hacer referencias al puesto laboral.
  6. Qué formación o especialización recibió estando en la empresa, cursos o similares.
  7. La firma del empleador y un posible sello de la empresa.

De comunicación de despido

Quizás realizar este tipo de carta puede resultar una decisión difícil, se busca ser formal y no ofensivo, expresando las motivaciones que llevaron a tomar esa decisión, esta carta también posee cierta formalidad, por lo que no debe tomarse a la ligera.

Estas cartas siempre van dirigidas desde la empresa hacia su empleado, por lo que el nombre o membrete de la compañía deber ser lo primero que figure en la carta.

Luego se procede a colocar el nombre y el apellido del empleado al que va a despedir.

Posteriormente, deberá hacer detalles sobre todos los motivos que conllevan al despido, ya sea por reducción de personal, por algún error cometido u otro motivo similar.

No deberás omitir la fecha a partir de la cual dicho despido entra en curso, ya que, hay ocasiones en las que no es inmediatamente, aunque siempre es bueno reflejarlo, de manera que así quede reflejado todo en el papel y se eviten inconvenientes.

Tampoco debes dejar de mencionar el tipo de contrato bajo el cual se encontraba el empleado, que tiempo tenía en la empresa y que categoría ocupaba. Por último la firma del jefe y el sello de la compañía.

De solicitud

Una de las misivas más comunes es para solicitar algo, ya sea un empleo, un aumento, un préstamo en el banco, u otros motivos y según el caso, la formalidad es bastante necesaria, por lo cual es importante que sigas la metodología indicada para estos casos. Esta también puede ser denominado como: de oficio o instancia.

Este tipo de misiva para ser redactada debe poseer cuatro partes:

  • El encabezado

Es decir, a quien vas a dirigir la presente, con el nombre y el apellido, si posee algún cargo o estatus deberás colocarlo, mayormente esto último se escribe con abreviaturas (Br. Lic. Gte. Ab. entre otros). Seguido colocas los datos del solicitante. Con su dirección y su profesión.

  • Cuerpo

Aquí colocas todo lo referente al motivo, en este segmento deberás ser muy claro y conciso, argumentando de forma ordenada.

  • Petición

Aquí resumirás todo lo que estás solicitando por medio de la presente, solo harás énfasis en eso.

  • Pie

Terminas con un despido formal. Firma y cédula.

De reclamación

En gran parte de las ocasiones un reclamo no necesariamente tiene que ocurrir de forma abrupta, yendo hasta donde está la persona y decirle lo que ha hecho mal, en ocasiones es necesaria una mayor formalidad para reclamar un asunto, por lo que se necesitan cartas metodológicas para ello, podría darse el caso de un trabajo mal hecho; una queja de un producto en mal estado; por un mal servicio; quejándote de algún empleado ofensivo en un restaurante, etc.

En esta misiva deberás hacer constar la fecha de la ofensa a la que fue sometido y el lugar. También deberás hacer constar tu nombre y apellido, podrías agregar tu número de teléfono o correo para que hagan contacto contigo y corroborar personalmente todo lo establecido.

No te olvides de investigar el nombre del encargado al cual le dirigirá la carta, o estar claro en lo referente al nombre de la empresa.

Luego de todos estos datos, procederás a resumir o detallar todo lo ocurrido, mal servicio, mal producto, u otro motivo. Quizás para finalizar podrías agregar una sugerencia o una solicitud de reembolso. Luego agrega que quedas a la espera de una pronta respuesta, colocas nombre, apellido y firma.

Carta informal

Esta suele ser todo lo contrario a lo anterior, ya que carece de toda formalidad y protocolo, podrás utilizar un lenguaje más coloquial y relajarte al escribir, pero siempre haciendo uso correcto de la ortografía. Cuando vayas a hacer referencia al receptor podrás utilizar “tu” y no “usted” o “señor(a)”.

Por medio de esta lo que se busca es dar una información, realizar un saludo a un viejo amigo, incluso contar una anécdota o lo que desees. Esta misiva puede contar de las siguientes partes:

  • La fecha en la que escribes.
  • A quién va dirigida.
  • Saludo a la persona
  • El desarrollo de la carta, que puede ser corto o largo, en este caso ese elemento no cobra mayor importancia.
  • Luego te despides y colocas la firma.

Paso a paso de cómo redactar una carta formal

Ya habrás visto todos los tipos de carta existente, solo tendrás que estar atento y escoger la más adecuada para tus necesidades, en lo sucesivo encontrarás cada uno de los pasos que debes llevar a cabo para lograr una excelente labor y entregar una misiva impecable:

Antes de iniciar la carta instrúyete de cuáles son las reglas que debe llevar, los márgenes, ya que alguno puede variar de los otros. No deberás dejar a un lado todo lo que tiene que ver con la ortografía, comas, signos de exclamación o interrogación, la caligrafía es lo más importante, evitando ser tan forzados para el elector.

En segundo lugar, debes estar muy informado sobre el lugar a donde se va a enviar la misiva, de manera que el membrete esté elaborado con datos precisos, evitando divagar, error que suelen cometer muchos, asumiendo que eso “no lo leen”, pero hay muchas instituciones que se toman todo este proceso muy en serio.

Seguidamente, tienes que cuidar la formalidad correspondiente en el saludo con el que iniciarás tu carta. Cuando el receptor empiece a leer, debe sentirse respetado, por lo que tienes que ser sumamente cordial.

Algo que debes evitar a toda costa es extenderte en lo que deseas solicitar o informar, ser lo más preciso, ya que, si divagas mucho, el lector se aburrirá y quizás no termine de leer tu carta, por lo que desde el principio manifiesta tu motivación a hacerla.

Luego de eso podrás expresar alguna prontitud de respuesta o las posibles soluciones que se puedan desarrollar.

Ya por último te despides de forma muy cordial, tanto como el saludo y colocas tu firma, de poseer un sello deberás usarlo, sobre todo si es por parte de una compañía.

Consejos de cómo escribir una carta formal 

Antes de finalizar con este artículo, es importante hacer mención a ciertas recomendaciones al momento de realizar y entregar una carta, sea del tipo que sea. Estos consejos son:

  • Concéntrate en todos los protocolos necesarios, puntuación, acentos, formalidad, cordialidad, no extenderse mucho porque el receptor se aburre.

Debes cuidar mucho todo lo que tiene que ver con la pulcritud, la hoja en la que vayas a escribir no debe estar arrugada ni manchada, lo más blanca posible, una vez que la finalizas, debes meterla, en la medida de lo posible, en una carpeta, evitando así que se caiga, se manche o se moje. Trata de tocarla lo menos posible, ya que los dedos pueden generar suciedad.

Si es posible y no tienes seguridad de lo que hiciste, pide consejo a una persona que ya lo haya hecho anteriormente, recuerda que es bueno aprender algo constantemente y esta es una buena ocasión.

Antes de realizar el envío correspondiente, procede con una última revisión, siempre puede haber un error del que en primera instancia no te fijaste, si consigues uno, por más mínimo, vuélvela a redactar, sobre todo si es una carta de presentación, porque es tu puerta de entrada o de salida.

(Visited 8 times, 1 visits today)

Deja un comentario