¿Cómo Hacer Pan Brioche Esponjoso? Receta Casera

Si todavía no has probado un esponjoso pan brioche, este es el momento perfecto para hacerlo. Es ideal para un desayuno, merienda e incluso cena, pues ofrece múltiples formas de preparación para que niños y adultos lo disfruten. Además, si buscas una actividad en la cual pasar el tiempo libre, la cocina es muy buena opción.

¿Cómo hacer brioche?

Se trata de un pan suave de origen francés, así como el Queque de yogurt. Los ingredientes que acompañan su elaboración son comunes como los huevos, harina, levadura, leche, mantequilla y azúcar. Este tipo de pan es común servirlo como sustituto de pasteles o base de algún postre o platillo. Su preparación es muy variante, ya que se pueden añadir otros elementos tanto dulces como salados para sumarle más sabor del que ya tiene.

La masa de este delicioso pan es quien lo vuelve tan especial, puesto que son muchas las recetas que con ella se prepararan. En cualquier caso, lo único necesario sería modificar la proporción en cuanto a ingredientes como la mantequilla, el modo de amasar y el tiempo de la fermentación. A pesar de los cambios, el resultado siempre es una masa esponjosa, suave y súper deliciosa.

En algunos países como por ejemplo Italia, se prepara un bollo de leche trenzado muy similar a lo que se conoce como Panetone, su forma es de campana alta y durante el proceso se le añaden uvas, pasas y frutas escarchadas. Por otro lado, en Venezuela es muy común conseguirlo como la tradicional ambrosiana, dando forma de una semiesfera e incorporando a la mezcla trozos de frutas confitadas y azúcar glass espolvoreada.

Para muchas personas preparar un brioche casero puede ser complicado e incluso considerarse un reto. Sin embargo, lo indispensable en esta receta es la elaboración de la masa, debido a que se trata de una muy blanda. Además, si se trabaja a mano cuesta un poquito dejarla en su punto exacto, por lo que, se sugiere utilizar una amasadora.

También, al ser una masa fermentada y dulce se deben respetar las medidas que lleva cada ingrediente, tanto de mantequilla y huevos, así como la poca cantidad de leche que por lo usual se le agrega. Dependiendo del pancito que desees preparar tendrás que agregar la medida de mantequilla, siendo esta proporción de un 25%, 50% y 100%, todo de acuerdo al peso de la harina.

Nota: Recuerda siempre que mientras más mantequilla lleve la masa será más difícil de manipular, requiriendo así de más tiempo para amasar. Por lo tanto, una recomendación es amasar primero todos los ingredientes y por último añadir la mantequilla.

Tips para brioche casero

Aplicando las siguientes tres reglas de oro para un brioche casero obtendrás un exquisito pan para degustar con la familia a cualquier hora del día.

  • Amasar correctamente, para luego dejar en reposo hasta que doble su volumen.
  • Desgasificar solo un poco la masa y llevarla a reposar dentro de la nevera por un espacio de 12 horas.
  • Repetir nuevamente el proceso y dejar fermentando para terminar horneando.

Si tomas en cuenta estas recomendaciones siempre conseguirás un pan suave y esponjoso para cada ocasión.

Receta de pan brioche tradicional

Ahora bien, si esta es la primera vez que preparas pan no te asustes, puede que resulte más sencillo de lo que esperas. Además, has hecho una buena elección, ya que al no ser una masa convencional tienes mayor oportunidad de aprender.

¿Qué ingredientes se necesitan?

  • Harina de fuerza cernida (medio kilo)
  • Azúcar blanca (cien gramos)
  • Una pizca de sal
  • Levadura fresca (dieciocho gramos)
  • Ocho cucharadas soperas de leche natural
  • Cuatro huevos y tres yemas
  • Mantequilla natural cortada en cubos (doscientos cincuenta gramos)
  • Una cucharadita de agua
  • Almendras fileteadas o azúcar perlada

¿Cómo prepararlo?

En un vaso sirve treinta mililitros de leche, luego agrega completa la levadura y disuelve con una cucharilla. A parte añade los ingredientes secos a un tazón de batidora y mezcla durante unos segundos hasta que se integren por completo. Ahora, incorpora la mezcla del inicio a esta y sigue batiendo todo bien, después solo resta añadir lo que queda de leche junto con los huevos y yemas.

Amasando a velocidad media por unos cinco minutos para unificar, luego aumenta la velocidad por diez minutos más o hasta que tome cuerpo y desarrolle su consistencia.

Pasado el tiempo baja la velocidad y ve añadiendo mantequilla previamente cortada en cubos a la mezcla.  Continúa con el amasado por un rato o cuando empiece a recogerse. Aunque, una táctica para aplicar es tocar la misma con los dedos, si no se pega significa que esta lista. Por ahora, forma una bola con la masa y colócala en un bol limpio perfectamente engrasado para que fermente. Además, sobre la superficie del bol pon papel film o un pañito limpio.

Deja que la masa repose a temperatura ambiente por unas horas o un poco más. En el proceso general influye mucho este tipo de reposo para obtener buenos resultados. Una vez completada la fermentación, tira sobre la encimera harina y luego la masa, comienza aplastando para sacar el aire. Para la bandeja de horno deberás forrar con papel film de cocina, extender la masa, taparla con el mismo papel y dejar reposando dentro de la nevera durante doce horas.

La idea enfriar bien la masa por la cantidad de grasa que lleva esta receta, lo cual permite que se pueda manipular con más facilidad. Al día siguiente, el contenido de grasa debe haberse estabilizado por la madurez de la masa durante la refrigeración, permitiendo así formar el o los pancitos que se deseen hacer. La manera más sencilla es haciendo bolas o trenzas, ya listos se colocan en el molde engrasado y se dejan reposando con un pañito limpio encima para que dupliquen su tamaño.

El horno se precalienta a 180 grados, al estar listos los panes toma un pincel y pinta con una yema de huevo, la cual se debe diluir en la cucharada de agua. Después, espolvorea por encima las almendras o azúcar perlada. Hornea por cuarenta y cinco minutos utilizando un palillo de madera para comprobar si está listo. Cuando lo este, retira del horno y espera hasta que enfríe un poco, para conservar su suavidad puedes envolver en papel film y guardar en una cesta.

Versiones del pan brioche

Como se comentó, este delicioso pan ha ganado tanta popularidad alrededor del mundo que es posible de conseguirlo en casi todas las panaderías y hogares. Por supuesto, hechos de manera diferente, pero conservando su suavidad y exquisitez, entre ellos están:

Pan brioche dulce

  • Ciento setenta mililitros de leche líquida
  • Veinticinco gramos de levadura preferiblemente fresca
  • Setenta gramos de azúcar refinada
  • Dos unidades de huevos
  • Cincuenta gramos de mantequilla
  • Una pizca de sal
  • Dos cucharadas de miel
  • Medio kilo de harina

Modo de preparación

Comienza buscando un bol para colocar los ingredientes secos como la sal, harina y azúcar, luego mezcla hasta unificar perfectamente. Seguido añade levadura previamente disuelta como en la receta tradicional, mezcla y al pasar cinco minutos agrega el resto de los ingredientes incorporando de último la mantequilla.

Pan brioche dulce

Amasa de 10 a 15 minutos hasta tomar la consistencia, sin que se pegue de las paredes del recipiente. Después, suelta un poco de harina sobre la encimera, extiende la masa y vuelve a amasar brevemente. Una vez lista, utiliza un cuchillo afilado para cortar la masa en 10 porciones iguales, luego dales forma de bolita a cada una.

Precalienta el horno a 80 grados que, a pesar de ser una temperatura muy baja, ayudara a que la masa se fermente mucho más rápido. De tal manera, el tiempo de espera será menor, además, engrasa los moldes a utilizar para el horneado antes de colocar las bolitas.

Ahora, coloca la bandeja dentro del horno por 30 minutos para duplicar su tamaño, luego sube la temperatura a 180 grados por 20 minutos o hasta que estén listos. Por último, retira del horno y si es de tu gusto unta con un poco de mantequilla.

Ambrosia con pan brioche

  • Una harina de trigo (solo utilizaras 700 gr)
  • Levadura (más o menos 15 gr)
  • Dos tazas de azúcar
  • Media taza de frutas confitadas
  • Cuatro huevos
  • Una naranja para rallar
  • Pasas al gusto
  • Una pizca de sal

Modo de preparación

En una taza amplia comienza tamizando la harina junto con a la sal, agregando lentamente agua. A parte en otra taza mezcla azúcar con huevos asegurando que no queden grumos, una vez listo añade los ingredientes secos y sigue mezclando hasta unificar todo completamente. Por último, agrega la cantidad de frutas y pasas que gustes para comenzar con el amasado.

Pan brioche estilo ambrosia

Cuando la masa esta lista dale forma a cada porción, engrasa la bandeja que usaras y coloca cada pancito dejando un dedo de separación entre ellos. Precalienta a 300 grados el horno e introduce la bandeja esperando alrededor de media hora para que se cocinen. Luego retira, deja reposar y servir acompañado con un delicioso Café con leche condensada.

Pan brioche relleno de queso

  • Medio kilo de harina
  • Media cucharadita de sal
  • Azúcar (alrededor de 100 gramos)
  • Media taza de leche (preferiblemente tibia)
  • Levadura fresca (40 gramos)
  • Tres unidades de huevos
  • Mantequilla o manteca (unos 120 gramos)
  • Extracto de vainilla (3 gotas)
  • Queso mozzarella troceado (30 gramos)
  • Un huevo para pintar

Modo de preparación

Elige un bol de gran espacio para mezclar correctamente la harina, sal y azúcar haciendo en el medio de la mezcla un hueco. En otro recipiente disuelve leche con levadura, agrega los huevos y comienzas a batir con fuerza durante cinco minutos. Después, incorpora la mantequilla, un chorrito de vainilla y remueve sin dejar grumos, ahora esta preparación se vierte en el centro de la primera taza. Poco a poco incorpora la harina de alrededor con los ingredientes del centro para formar un bollo suave.

Continúa con el amasado hasta que quede completamente suave, engrasa un bol diferente y coloca la masa dentro tapando por encima con un paño. Además, déjalo reposando en un espacio tibio hasta leudar, por lo general, tarda unos 45 minutos. Prepara el molde donde se hornearán los panes tomando una porción pequeña de la masa y acomodándola en el molde. Luego abre un hueco en el centro y rellena con el queso troceado, cierra nuevamente utilizando su misma masa.

Para culminar, pinta con un huevo batido cada porción, lleva al horno a una temperatura moderada durante 20 minutos y luego otros 10 minutos más a temperatura suave.

¿Por qué preferir pan brioche?

Definitivamente el pan es uno de los gustos más divinos que hay en la gastronomía, ya que para cada ocasión existe una presentación e infinidades de formas diversas de preparar. Sin embargo, el brioche es uno de los favoritos a nivel popular, dado que su elaboración se base de solo siete ingredientes básicos:

  • Harina
  • Agua
  • Mantequilla
  • Sal
  • Levadura
  • Azúcar
  • Huevo
  • Leche

Obteniendo como resultado una masa aireada, húmeda y suave gracias a la grasa, lo cual permite adquirir un sabor único. Asimismo, es de fácil fermentación por la mantequilla y huevo que mejoran la textura de la masa en crudo, siendo una buena alternativa para las personas que hacen pan por primera vez en su vida. También, se le puede atribuir lo siguiente:

  • Resulta un gran sustituto del pan que diariamente se compra empaquetado. De hecho, la receta es básicamente la misma con la diferencia que este tiene varias preparaciones. Además, siendo un pan casero es más saludable para el cuerpo, ya que evitas consumir aditivos y conservantes.
  • Es una receta utiliza para hacer pan muerto, conchas de reyes y muchos más que encuentras disponibles en las panaderías.
  • Se puede utilizar para elaborar pan de mesa y acompañar los platos salados, la receta de queso anteriormente explica es perfecto para la ocasión.
  • Lo mejor es su versatilidad para los desayunos puedes acompañar con huevos benedictinos o simplemente hacer un pan francés. Incluso si estas en una dieta, agrega algunas semillas de linaza para disfrutarlo.
(Visited 8 times, 1 visits today)

Deja un comentario