¿Cómo Preparar un Gin Tonic? Pasos, Consejos y Más

Si estás buscando una bebida para relajar el ambiente, no lo pienses mucho y selecciona un buen gin tonic. Sin duda un trago muy fino y deleitable para la boca de quien lo pruebe, además, no necesitas visitar una tasca para degustarlo, ya que en el presente artículo aprenderás cómo elaborar un trago tan fascinante.

Un poco de historia

Si bien se sabe, existen un montón de tragos alrededor del mundo perfectos para armar una fiesta con amigos e incluir los mejores Juegos para pedas. Entre esos hasta un cóctel tan delicado como el gin tonic encaja, pero ¿no te genera curiosidad su origen? lo más seguro sea que no, pues que tan interesante pudo haber sido mezclar ginebra y tónica. En realidad, mucho más de lo que piensan, si aún no has escuchado cómo esta bebida paso de luchar contra la malaria para causar resaca a un montón de jóvenes, será mejor que sigas leyendo.

Ahora bien, se trata de un cóctel muy exquisito de ginebra con agua tónica de gran popularidad en varias partes del mundo. Sus inicios se dieron a finales del siglo XIX en la India Británica cuando un grupo de oficiales ingleses fueron destinados en un viaje al país. Durante el trayecto decidieron disolver unas pastillas de quinina en un gin, así obtenían una alternativa para evitar el sabor amargo de la misma.

¿Qué efecto causaba esto? la quinina es un extracto natural obtenido del árbol de la Cinchona, los cuales tienen favorables propiedades curativas frente a la malaria. Cabe resaltar que, el macizo es oriundo de Perú y al darse a conocer en aquellos tiempos, genero una rápida exportación hacia Europa. Básicamente, lo que le dio vida e impulso la receta de gin tonic de hoy en día fue la quinina.

A pesar de que la mezcla no evadiera más que un mal sabor de boca, poco a poco se iba volviendo adictivo entre los patógenos que lo consumían. Además, resulta un poco irónico porque para esos momentos la ginebra no resultaba muy agradable para los ingleses. Sin embargo, con el pasar de los años la soda tomo su lugar para la parte medica dejando así, un espacio libre a la transformación de un fascinante cóctel.

¿Qué tal? su historia no es tan aburrida como pensabas, ¿cierto? Actualmente, es una bebida muy querida, aunque mayormente consumida por la población madura. Debido a que para los jóvenes la calidad ha decaído, no obstante, al aparecer las ginebras premium eso cambia. Por su complicado proceso de destilación manual e ingredientes de gran calidad meticulosamente seleccionados. Siendo así, uno de los principales motivos que convierte a este cóctel en una bebida especial es su enriquecedor sabor.

Gin tonic historia

¿Cómo hacer un gin tonic?

Antes que nada, ten presente que este cóctel se diferencia de otros por la constante innovación de nuevos sabores en ginebras. Asimismo, en aguas tónicas brindándole siempre al consumidor una oportunidad para elegir la combinación de su bebida. De este modo, goza de la libertad para escoger entre todos los gustos, lo cual muchos clientes agradecen, aunque no lo parezca.

Se puede ofrecer desde el más clásico con un toque sutil de enebro, un afrutado dulzón parecido al agua de valencia, hasta el más aromático con chispazos florales. Por otra parte, llama la atención ver cómo ha dejado de ser un cóctel de pocos consumidores nocturnos. A pasar como una de las bebidas más demandadas en diversos contextos diarios como estar en la tranquilidad de una terraza observando con una bella vista o salir con un grupo de amigos a la playa. Además, cada quien elige disfrutar su propia combinación.

Como ya se mencionó, el público que consume tan simpática bebida hoy en día es por completo variado. Comenzando por los principiantes más jóvenes que recién descubren este estupendo cóctel y prefieren la mezcla de ginebras de manzana o rosa. Culminando por los más experimentados que llevan casi una vida entera disfrutando su inigualable toque amargo y no se arriesgan a dejar la ginebra clásica.

Si lo que deseas es hacer un bue gin tonic requerirás de tener hielo, ginebra, tónica, una fruta cítrica y el vaso perfecto. Adicional, muchas ganas de aprender, teniendo en cuenta que no se puede exceder la cantidad de 80 ml de ginebra y 200 ml de tónica en su preparación. Estas son las medidas idóneas para asegurar el éxito del trago, siendo correcto de consumir antes de que rápidamente se caliente.

¿Cómo preparar un gin tonic?

Para lograr una perfecta preparación lo único que debes hacer es seguir los siguientes pasos, igualmente, considerando el punto anterior.

Paso 1 – selecciona el vaso apropiado

Debes procurar la correcta elección del vaso para disfrutar de un rico cóctel. Ciertamente, considerar que un vaso de tubo corriente como el que sirven en los bares es indicado, es un completo error. Simplemente porque no cumple con los requisitos, dado que tiene poca capacidad como para el contenido se vierta completamente. Asimismo, evita su recarga y limita el espacio para la cantidad de hielo con la cual se acostumbra servir. Además, se tendría que sujetar con la mano completa causando que su mismo sudor lo caliente rápidamente.

Por tales razones, lo recomendable es utilizar un vaso que tenga:

  • La capacidad para almacenar entre 60 y 70 ml.
  • Una boca ancha donde los 4 o 5 trozos de hielo grande entren con facilidad.

Aunque, también puede ser ideal servirla en una copa balón por lo ancho del boquete, el cual permite disfrutar su agradable aroma. A parte de ser elevada, siendo perfecto para tomar el trago sin calentar con las manos.

Paso 2 – colocar el mejor hielo

No es posible beber un trago como este sin el granizo, por lo cual, es de gran importancia que el mismo sea grande, gordo y duro. De tal manera, que no se deshaga con rapidez para evitar poner aguado el cóctel. Conjuntamente, debe ser picado en trozos anchos y largos así enfriara todo el tiempo la copa. Al servir, puedes agregar 5 trozos generosos.

Para ello, se aconseja comprar el hielo industrial, el mismo se puede conseguir en supermercados. Estos son los que se preparan con agua osmotizada y de baja temperatura, es oportuno por su veloz cristalización y lenta disolución.

Paso 3 – añade el cítrico

En este paso tienes varias opciones, puedes colocar en el interior de la copa media rodaja de lima o limón finamente cortada. Al igual que una piel de limón bien troceada antes de servir el trago, adicional unas gotas del extracto de limón sobre el hielo. Pero, ojo solo un poco, recuerda que de por si la ginebra tiene su perfil aromático.

Paso 4 – vierte la ginebra

A pesar de la gran variedad de presentaciones que se puedan conseguir, ciertamente, la realidad es que todas sirven para elaborar un buen cóctel. De todas formas, también opta por un licor que se asemeja mucho, el vodka aromatizado. Ambos tienen el mismo origen y son neutros, es decir, que solo saben a alcohol. Diferenciándose uno del otro porque la ginebra es aromatizada con enebro y otros añadidos.

Paso 5 – finaliza con el agua tónica

Al igual que la ginebra, existen millones de presentaciones cuyos ingredientes agregan un toque especial, así como puede que no añadan nada. Por lo tanto, se recomienda utilizar cualquiera que esté bien fría para que el gas se disuelva con facilidad. También, toma en consideración que no sea muy aromatizada para impedir que se neutralice el olor. Simplemente utiliza una tónica convencional para dar buen sabor, un toque amargo y muy cítrico.

¿Con qué acompañar el trago?

Lo mejor de preparar este cóctel es que puedes aromatizar con casi cualquier ingrediente, permitiendo personalizar aún más el trago. Sin embargo, solo será un poco para no tapar su olor natural, por lo cual, emplea:

  • Frutos rojos: Su combinación es mejor cuando troceas las fresas o frambuesas y colocas en las copas junto a los hielos. De esta forma, desprenden los sabores y aromas.
  • Regaliz: Busca un mortero coloca un poco del ingrediente y machaca con fuerza para rociar sobre los hielos.
  • Albahaca: El olor que se obtiene es exquisito, solo pica y esparce la misma en el hielo con limón.
  • Naranja y pimienta: Corta finamente la corteza sin nada de la piel blanca, luego coloca sobre los hielos y añade cinco granos de pimienta.
  • Canela: Coloca un trocito preferiblemente en rama al hielo, seguido añade media cucharadita de azúcar morena y continúa con la preparación del trago.
  • Pepino: Sustituye las ruedas del cítrico, las cuales usualmente son dos finamente cortadas con hielo. Se aconseja no dejar de remover para que el trago aromatice.
  • Café: Del mismo se obtiene un excelente Licor de café, pero en este caso solo usaras los granos con media rodaja de naranja.
  • Enebro: Muy rico y lo que comúnmente lleva, colocando unas 10 bayas el aroma se intensifica.

¿Cómo servir un gin tonic?

Es común ver a gente en el bar pedir este trago, ya sea en salidas nocturnas o en reuniones con amigos. Debido a que se ha convertido en un cóctel de moda y gracias a la fama que ha adquirido es importante saber ¿Cómo servirlo? así podrás degustar de mejor manera su sabor.

Gin tonic cómo servir

Para aprender a servirlo es esencial no irse a los extremos, es decir, servir sin excesos y sin carencias. Recuerda que son muchas las personas que vienen de probar tragos para nada buenos, en sí, servidos en malas proporciones. Es entonces, cuando los pasos vistos anteriormente toman especial atención, pues si utilizas el vaso incorrecto no garantizas el disfrute del cliente.

La bebida se prepara en función del paladar de cada consumidor, por lo que, el proceso es variado y con muchos matices. Asimismo, mantén presente que según el tipo de ginebra que escojas, deberás combinarla o aderezarla con un ingrediente distinto. Sin olvidar las cantidades precisas de ginebra, tónica o cítrico que formaran parte del trago.

Consejos para servir correctamente el gin tonic

Siempre recuerda que la perfección de un trago se consigue en su forma de servir, por lo tanto, atiende a lo siguiente:

– Utiliza una copa boca ancha, profunda y con la capacidad de poner hielo, parecida a las de servir sidra.

– Más que elegir, resulta importante saber servir la cantidad correcta de ginebra. Entonces para evitar errores lo más indicado es utilizar un medidor, pues si se sirve mal no crear que agregando más de ella la bebida mejorara. El único resultado será ponerla más fuerte.

Gin tonic servir la ginebra

La proporción con la que se prepara esta bebida es una unidad de ginebra por un botellín de tónica, así que si no cuentas con el medidor usa un vaso estilo chupito de 4 0 5 cl. Con él medirás una dosis de ginebra, siendo la cantidad perfecta por cada botellín de 20 cl de tónica.

– Sirve hielo suficiente como para que la copa permanezca fría durante un buen tiempo, pero que no dificulte el consumo ni se vuelva acuoso. No te olvides que la cantidad sugerida es de 3 a 5 cubos medianamente grandes.

– Al servir el agua tónica se deben considerar dos cosas, una es estar completamente fría para el gas se disuelve en mejor medida. La otra es servir con cuidado, hay quienes prefieren hacerlo a modo que caiga sobre el hielo dentro de la copa.

En cambio, otros prefieren usar una cuchara mezcladora con forma de varilla, apoyando bien la boca de la botella en la parte más baja para dejar caer suavemente el líquido. Siendo así, evitas perder el gas y a su vez, que se mezclen bien sin necesidad de agitar ni remover.

– Como es una bebida que se debe ingerir rápido, ya que el hielo se funde fácil. En especial, si estás en un lugar con clima caluroso en menos de 20 minutos tendrás un agua de gin tonic.

(Visited 4 times, 1 visits today)

Deja un comentario