Ejemplos de ética y moral para la vida cotidiana

A lo largo de este artículo encontrarás diversos ejemplos de ética, además, también encontrarás varios de la moral, de manera que se puedan diferenciar estos dos y así saber cuándo tenemos uno o el otro frente a nosotros en la vida cotidiana.

ejemplos de ética

Ética y Moral en la vida diaria

En la cotidianidad se pueden presentar muchos casos en donde es necesario actuar y pensar bajo las normas éticas o morales que han sido implantadas por la sociedad a lo largo de la historia de la humanidad, puesto que, de lo contrario, esta misma sociedad castigaría a quien no las cumpla.

Es la misma sociedad la que juzga la forma de actuar de quienes la componen, aquellos que no se adapten serán rechazados de cualquier forma, ya sea por medio de exclusión laboral, amistosa, familiar u otros castigos similares.

A través de estos dos elementos es que se determina si una persona es buena o no, ya que definen claramente la personalidad del individuo; si actúa con ética y moral, entonces esa persona encaja perfectamente en la sociedad y es buena, pero si, por el contrario, suele realizar acciones que van en contra de lo establecido, es un individuo desfavorable y por ende es rechazado por la mayoría.

Una persona con ética es un individuo que actúa y piensa con sinceridad, acorde a lo establecido socialmente, además es leal a sus valores, a sus principios, a sí mismo, es generoso, solidario, cordial, no roba, no mata. Mientras que una persona, que por el contrario, se queda con cosas ajenas, maltrata animales o personas, mata, piensa en sí mismo, juzga, es odioso, no ayuda a nadie, entonces es considerada una persona sin ética ni moral.

¿Qué es la ética?

Esta es una concepción íntimamente ligada al comportamiento de las personas, distinguiendo lo bueno de lo malo, se busca determinar el qué hacer bajo ciertas circunstancias, y referente a este concepto hay ciertas premisas que se tienen en cuenta, éstas son las siguientes:

  • Bienestar común
  • Felicidad
  • Deber

Son estos tres aspectos los que se toman en consideración para el estudio respectivo, puesto que son la guía primordial del individuo hacia una vida de justicia y de libertad, pero claro está que esto es llevado a cabo por medio de diversas ramas de la ética, como la aplicada, la deontológica, la metaética y otros ejemplos de ética esenciales.

¿Qué es la moral?

No se puede hablar de ética sin hablar de moral, son aspectos diferentes, pero que de alguna u otra forma están relacionados. Se entiende por este precepto a las normas establecidas por una sociedad para guiar el quehacer de las personas, son como una especie de patrón conductual. Este también se puede estudiar desde diferentes planos, es decir, desde la filosofía, desde la cultura u otros.

Además, también suele hablarse de esta concepción como un estado de ánimo, no solo del individuo, sino también de un colectivo, esto es debido a que se relaciona con las capacidades de alcanzar alguna meta. Por otro lado, es importante destacar que puede tener una connotación negativa, cuando se dice “moral baja”.

Ahora bien, es necesario hacer mención a la diferencia entre ética y moral, porque pudiesen confundirse, puesto que tratan del comportamiento de las personas, pero un punto clave para diferenciarse, es que la moral suele asociarse más a una cultura, mientras que la ética es universal, así mismo esta última está más relacionada con la mentalidad del individuo y la primera con los hechos y acciones de las personas.

También se puede destacar, que en el caso del Juicio moral hace presencia en un colectivo, es decir, en la sociedad en general, es esta quien estipula lo bueno y lo malo, pero en la ética, puede estar diferenciada de una persona a otra, incluso de una profesión a otra, no es la misma ética la de un médico que la de un psicólogo.

ejemplos de ética y qué es

Ejemplos de ética

En lo sucesivo encontrarás diversos ejemplos de ética que permitirán aclarar dudas y poder diferenciar uno del otro sin ningún problema:

Caridad: es un claro ejemplo de esta concepción, puesto que involucra ser benevolente con quienes nos rodean y lo necesitan.

Aceptación: así mismo, este es un ejemplo de lo más puntual, puesto que, por medio de la aceptación, es que se logra ser empático con todas esas personas que son distintas, por ejemplo, con los migrantes, con los homosexuales, con los que padecen alguna afección, etc.

Responsabilidad: una persona sin responsabilidad alguna es una persona sin ética, ya que no se compromete con nada.

Compasión: este es otro de los ejemplos más claros, y consiste en apiadarse del sufrimiento de quienes están a nuestro alrededor.

Respeto: por medio de este gran valor es que se logra una relación amena y cordial con el resto de los individuos, por lo que, sin él, sería imposible ser una persona con ética.

Igualdad: para que cada persona reciba el mismo trato que todos bajo cualquier circunstancia, donde ninguno tenga más privilegios que otros.

Empatía: es una excelente forma de demostrar la ética, al lograr conectar con otras personas, demostrar afecto, comprensión, compartir emociones y más.

Integridad: una persona que actúa con integridad debe ser recta, donde no haya acciones con intenciones escondidas.

Transparencia: esta está muy ligada a la anterior, es actuar y pensar sin esconder nada, es decir, ser honestos con nuestro entorno.

Libertad: es el hecho de poder accionar sin tener restricciones, pero sin que con ello se perjudique a nadie.

Justicia: este es muy importante, aunque puede llegar a crear polémica, y se trata de que las personas reciban lo que se merecen, sea positivo o negativo.

Equidad: este valor se basa en el hecho de que todas las personas dispongan de las mismas posibilidades para alcanzar un objetivo, por lo que este es complementario con muchos de los que ya se mencionaron, como igualdad,  justicia, etc.

Autonomía: este es ese hecho por el cual una persona no busca a otra para cumplir con lo que desea, sino que se comporta de forma autosuficiente.

Compromiso: es no dejar las cosas a medias, sino que las metas, objetivos y labores con las que hemos pautado alguna responsabilidad, sean cumplidas.

Ejemplos de moral

Como se pudo ver, la ética implica grandes elementos y diversos aspectos, que se deben realizar en el día a día de la persona y del colectivo, lo mismo pasa con la moral, donde se pueden tener en cuenta los ejemplos siguientes:

Ser altruista: este es uno de los valores que más son apreciados en la sociedad, puesto que trata de realizar acciones sin esperar recibir nada a cambio, por el bien de todo el colectivo.

Decir siempre la verdad: esta debe ser una de las Metas personales, puesto que es una base fundamental en cualquier persona, y es una acción defendida en gran medida.

ejemplos de ética y la verdad

Respetar la vida: este es uno de los elementos morales más defendidos, sobre todo en las naciones donde la religión predominante es la cristiana católica, un asesino es sumamente rechazado por la sociedad e incluso castigado con el encierro y aislamiento de la sociedad.

No violar los convencionalismos sociales: es bien sabido que cada sociedad, según cada cultura, establece unos reglamentos, más allá de las leyes, que deben cumplirse por cada uno de los miembros de la comunidad en cuestión, todo esto se va construyendo con la historia y va pasando de una generación a otra.

Lealtad: no se puede abandonar a las personas que han compartido contigo, que han estado en las buenas y malas.

No ser tramposo: una persona que hace trampas deja de ser ética y de ser moral, está mintiendo y por ende suele ser descartada de la sociedad o al menos es muy juzgada, puesto que no está obrando con transparencia y está consiguiendo beneficios por medio de conductas inapropiadas, sin esfuerzo.

¿Dónde se puede aplicar la ética?

Los ejemplos de ética y moral son aplicables a muchos ámbitos de la vida, incluso puede decirse que, en todos, tal y como se verá en los párrafos siguientes:

  • En la escuela: dentro de las academias, escuelas, liceos, es necesario que todos los participantes, los profesores, directivos, alumnos y maestros, actúen con ética y por supuesto con moral, de lo contrario la convivencia sería imposible y los fines no serían logrados.
  • Como profesional: al igual que en el resto de los ámbitos, un profesional debe actuar con total ética, de lo contrario, sus colegas lo descalificarán, perderá aceptación, confianza, lealtad y más, por lo que este debe regularse por las normas de la profesión a la que se dedica.
  • En la sociedad: esta debe ser aplicable en general en toda la sociedad, en todos los ámbitos, como vecinos, como trabajadores, como habitantes, como humanos, actuando con lealtad, honestidad, integridad, siendo tolerantes, respetuosos, generando oportunidades y más.
  • Como ciudadanos: cuando pertenecemos a un determinado territorio nacional, siendo parte de la ciudadanía, tenemos deberes y derechos, un ciudadano que actué sin ética no será aceptado por la sociedad donde se desenvuelva, debe respetar el espacio, así como las personas que lo conforman, y cumplir las leyes.

Moral japonesa

Bien es sabido que en Japón hay una cultura bastante compleja y que puede diferenciarse de muchas otras, engloba varios ámbitos, pero más el religioso y el natural, en este territorio no hay una distinción explícita entre lo correcto y lo incorrecto socialmente, sin embargo, no por ello carecen de normas sociales o de ética y moral, sino que deben actuar siguiendo ciertos parámetros, básicamente son tres variables que se complementan:

  • Giri
  • On
  • Chu

En cuanto al Giri, hace referencia a la deuda que se tiene con los progenitores, por el hecho de habernos traído al mundo y habernos dado un nombre.

Por su parte, el On se trata de la sociedad en la que nos estamos desenvolviendo y ese comportamiento de nosotros para con los otros, es decir, que permanecemos en deuda con quienes nos rodean, la idea es que esto nunca sea satisfecho del todo, de manera que así, siempre se piensa en actuar bien para pagar esa deuda.

Por último, está el Chu, que hace referencia al nacionalismo, donde se debe tener amor a Japón, así como a las leyes que rigen este territorio y a quien es su máximo poder, el emperador japonés.

Estos tres elementos son ejemplos de ética y moral que rigen en el mundo y que aun cuando son distintas del resto, deben ser cumplidas.

(Visited 1.736 times, 1 visits today)

Deja un comentario