Ejemplos de Dinámicas de Integración para grupos

Puede muy bien describirse a la dinámicas de integración como una recopilación de elementos de incorporación como estrategias que se utilizan en reuniones para lograr un objetivo. Son instrucciones que incluyen beneficios, ya que permiten ejercitarse de buena manera y conectarse con los demás.

Dinámicas de integración ejemplos

Finalidad de las dinámicas de integración

La finalidad que hay detrás de cada dinámica puede variar, pero, curiosamente, permiten alentar la amistad y al mismo tiempo obtienen nueva información o mejoran las conexiones entre las personas.

Es por ello que se le ha de describir de forma clara sus principales atributos así como aclarar mediante ejemplos de dinámicas de integración cuáles son las más utilizadas en reuniones de edades variadas.

Características de las dinámicas de integración grupal

Las dinámicas de integración empresarial son elementos de unión que se realizan con la expectativa de ofrecer un acción, ya sea buena, instructiva o de amistad. Se ofrece a los miembros que consideren lo que han realizado con el movimiento y que aclaren cómo se sienten.

Las dinámicas de integración son muy utilizadas en diversidad de ámbitos, entre los que cabe mencionar, en organizaciones, en educación, porque ayudan a que tanto los estudiantes como los trabajadores mejoren sus relaciones, rompiendo el hielo, quebrando las barreras relacionales. Al mismo tiempo, permiten, en el caso instructivo, trasladar información hipotética a un campo más vivencial, prefiriendo aprendizajes importantes.

Para que una dinámica de coordinación de reuniones se complete con precisión, al menos un facilitador debe estar accesible. Esto es con el fin de contar con una persona guía que oriente que hacer y el cómo hacerlo paso a paso, además debe ser carismático que contagie alegría.

Dinámicas de integración tipos

Ejemplos de dinámicas de integración grupal

Estos son algunos ejemplos de dinámicas de integración para adultos, jóvenes o niños de elementos mixtos.

Mis gustos son y mi nombre es

Es una dinámica ideal para ser utilizada el primer día de escuela. Su objetivo es presentar a los niños y hacer que se conozcan. Se sugieren reuniones de alrededor de 10 niños.

El facilitador comienza diciendo: Pedro es mi nombre y me encanta pasear con mi perro. De manera precisa, partiendo de un modelo similar, cada niño se presentará y expresará sus preferencias.

Después que todos los participantes hayan hablado, el facilitador preguntará si recuerdan los nombres de sus compañeros y unirá a las personas que tienen gustos similares.

Relato compartido

Es una estrategia donde los participantes son motivados a ejercitar toda la creatividad que poseen. Esa es la razón por la que esta dinámica es genial, ya que incluye hacer un relato todos juntos. Quien conoce la dinámica comienza haciendo un relato, una historia en la que aparece él y además en la que aparece uno de los miembros del grupo, a quien llamará.

El personaje asignado debe decir su nombre y seguir contando la historia. Debería nombrar a otro, llamar la atención sobre él y la historia se seguirá contando. Se sugiere este tipo de dinámica para los estudiantes de guardería y grado más jóvenes. En un espacio perfecto, donde debería ser de alrededor de 8 o 10 personas.

Arroyo turbio

Los miembros están situados alrededor y agarran las tapas de las botellas. Con el fin de entonar una canción: “hay agua muy turbia cruzando el arroyo. Con las tapas deben seguir el ritmo de la canción. En los tiempos señalados se pasará la tapa al compañero de la derecha.

La melodía se va haciendo cada vez más rápida. Los individuos que pierden el ritmo son eliminados hasta llegar a tres. Los últimos tres miembros requerirán una gran coordinación para seguir el giro de la actividad. En este poderoso acto se ensaya la amistad, la coordinación y la sincronización.

Dinámicas de integración rio turbio

Sueños

Es una dinámica que generalmente se utiliza con adolescentes y jóvenes para mostrarles el significado que, a pesar de los problemas, nunca deben dejar de buscar sus sueños y de luchar por ellos. Se mantiene de 15 a 25 minutos y se sugiere hacerlo con reuniones de 10 y 20 miembros.

Se requiere sillas y globos, uno para cada miembro. Una vez hecha la rueda, se sientan todos, de tal forma que queden pegados uno del otro, con el fin de poder conectar con el propósito, que es elegir que sueño anhelar. Todos explotan su globo y profesan meter su sueño en él.

Posterior a eso se levantan y quedan de parados hacen girar los asientos para enmarcar un minúsculo círculo, dentro del cual están. El inflable debe llegar tan alto como se pueda esperar razonablemente. El facilitador tiene un artículo, por ejemplo, un arma de balines, para hacer explotar los globos que floten fuera del círculo.

El fin de esta dinámica de integración es comprender que es importante salir de la zona cómoda para realizar tus sueños y anhelos, sin embargo, siempre habrá alguien que intente destrozarlas.

Espaldas pegadas

Con esta dinámica de integración, la cooperación se fortalece y dura aproximadamente entre 10 y 25 minutos. La cantidad de miembros cambia excepcionalmente, pasando de 2 a 40 personas. Dos miembros, por ejemplo, se sientan de espaldas en el suelo y se abrazan sin girarse. La idea es que se pongan de pie empujándose unos a otros, pero sin poner las manos en el suelo.

Es significativo que, en caso de que tengan parejas, sus individuos tienen una composición física y una estatura similar y que no tienen problemas de espalda. El principal aprendizaje en este singular juego es que al unir esfuerzos, se pueden conseguir logros extraordinarios.

Suma de equipos

Sigue funcionando alrededor de 20 minutos y requiere de 10 a 20 individuos. Se requieren hojas con números anotados del 0 al 9. Debe haber por lo menos dos reuniones, en las que cada individuo recibe un par de hojas con números.

El facilitador dice un número de varios dígitos para que todos puedan escuchar y las reuniones deben enmarcarlo con sus hojas de papel. La reunión que primero estructura el número acierta el punto.

Los números se pueden decir abiertamente (por ejemplo: 45) o se puede decir una fórmula numérica (por ejemplo: 10×10: 2-10 + 5). Las habilidades matemáticas se prueban de manera inteligente y se avanza un sentimiento de deportividad.

El espejo

Es una dinámica de integración ideal para mejorar la confianza entre los participantes, además de ayudarlos a pensar en sus sentimientos. El facilitador estructura grupos de jóvenes, que se enfrentarán entre sí. Uno de ellos provocará movimientos y el otro actuará imitándolo.

La simpatía se promueve, ya que se les da la oportunidad de imitar a su camarada, pero tendrá que hacerlo de una manera que no sea vergonzosa. Asimismo, se intenta la sincronización, coordinación y fijación.

Torciendo la información

Es una dinámica fantástica que bien puede utilizarse en eventos con personas de otras edades, no solo es graciosa sino que permite entender, que cuando se le dice a una persona un mensaje y este se lo refiere a otro y así va corriendo, pero de manera retorcida.

El mensaje parte del aperturador quien lo cuenta a un miembro del grupo y ese lo cuenta a otro, hasta que llega al último, quien lo dirá a dura voz,  pero de forma distinta de cómo fue contado al inicio, he allí la moraleja de la dinámica que no solo divierte sino que enseña a tener cuidado con lo que se escucha.

Armando la palabra

Este movimiento facilita que las personas interactúen y se familiaricen más entre sí. El facilitador circulará hojas con letras anotadas. Cada miembro tendrá una hoja y no se dará cuenta de qué letras tienen los demás.

Son letras que el facilitador ha seleccionado, con la finalidad de construir una frase que por ende el grupo debe descubrir. Asimismo, se pueden establecer reglas, por ejemplo, que deben agregarse más palabras cada vez que se dirigen a alguien.

La pelota más preguntona

Es una dinámica de integración laboral ideal para trabajar con pequeñas reuniones. Necesitas una pelota y un reproductor de música. Los participantes estructuran un círculo y mientras tocan música, la pelota pasa de uno a otro.

En el momento en que la música se detiene, la persona con la pelota debe decir su nombre y hacer una breve pregunta a los demás. Quienes deben responder antes de que la música vuelva a sonar. En el momento en que la música comience una vez más, la bola se moverá una vez más. El juego continuará hasta que todos se hayan presentado.

Dinámicas de Integración Grupal para Jóvenes y Adultos

Es bien entendido que las dinámicas de integración son una recopilación de mecanismos excelentes de asociación que son utilizadas como estrategias para abrir, construir, y fortalecer los lazos amistosos entre personas que van desde niños, jóvenes hasta llegar a los adultos, sirve en los centros educativos así como dinámicas de integración  en empresas.

Toda estrategia de integración contiene un ejercicio para reflexionar. Las personas que participan en este tipo de eventos y talleres terminan descubriendo información nueva, ya sea de ellos mismos, de sus asociados o alguna información teórica muy proactiva.

Además, son elementos que conducen a la creación de un ambiente divertido y agradable, que impulsa a los sujetos a interesarse y asociarse nutriendo una buena conexión. Independientemente de que sean jóvenes o adultos, pueden considerarlo como un juego con el que también aprenderán.

Dinámicas y técnicas para promover la integración grupal

Son elementos y métodos muy útiles que le ayudarán en los progresos de amalgamiento grupal o en equipos de trabajo que buscan relacionarse de la mejor manera, para ello se le trae una combinación perfecta que le encantará:

Coronando la cúspide 

Se plantean preguntas a las que los equipos deben responder, con respecto a la oportunidad de hablar entre ellos. Cada vez que un equipo responda de forma positiva, sube un peldaño. Y así hasta llegar a la cima y coronarse como ganador.

  1. Objetivos: Son incentivar la integración del equipo fortaleciendo relaciones. Además de fortalecer la información sobre un tema en particular.
  2. Materiales necesarios: pizarra y tiza (o rotulador), coronas, resumen de consultas sobre el tema que necesita tratar.
  3. Tamaño del equipo: contará con una reunión mediana-grande. Con un estimado de 30 y 40 individuos.
  4. El tiempo requerido: alrededor de 30 minutos.
  5. Lugar: amplio espacio en el que los miembros pueden trabajar en diminutos equipos.

 

Pasos a seguir:

El coordinador se encargará de distribuir al equipo grande en 4 mini equipos, lo hará de forma aleatoria. Se les revela que se llevará a cabo una dinámica (o desafío) en la que se fortalecerá la temática de algo que han examinado. Puede ser una materia, en el caso de que sea en un entorno escolar.

Cada subgrupo elige un sombreado (amarillo, verde, rojo y azul). Se dibujan escaleras en la  pizarra, todas las que quieran, con el fin de dar más tiempo y que el juego dure por largo rato y hacia el final de estos, una cima coronará, que es el equipo que gane.

Confianza en el equipo

La función del facilitador es significativa, ya que debe examinar si hay problemas en el equipo o en alguno de los individuos y debe abordarlos en la conversación o por separado después de la misma.

  1. Objetivos: Evalúe el grado de confianza entre los individuos del grupo.
  2. Materiales necesarios: si lo necesita, puede utilizar envolturas para cubrir los ojos.
  3. Identifique: qué componentes se entrometen con la confianza de su grupo.
  4. Tiempo requerido: alrededor de una hora.
  5. Lugar: espacio amplio en el que los miembros pueden estar por todas partes, muy bien pueden estar afuera en espacios abiertos.

Pasos a seguir:

Lo principal es solicitar a los individuos que se reúnan en un círculo y se mantenga parado. Un individuo se para en el interior, con los pies juntos y cerrando los ojos (se puede aplicar una gasa). En ese momento, se le pide que se quede atrás. Los amigos deben posicionarse para sujetarlo con el objetivo de que no se caiga al suelo.

En el momento en que ha perdido su equilibrio, se le ayuda a poner en pie. Así que tenga en cuenta que su equilibrio depende del equipo. Todos van a experimentar la vivencia.

Una vez que ha culminado la actividad, hay un período para reflexionar en el que todos comunicarán cómo se sintieron durante toda la acción y como fue el grado de confianza entre las personas agrupadas.

La presión del entorno

Se acerca a los dos individuos que están afuera para ingresar y se aclara que, por subgrupos, deben hacer figura y que deben contar con la ayuda de sus acompañantes.

Tiene como objetivo: mostrar cómo los individuos no son apáticos ante circunstancias de análisis o aplausos. Asimismo, ante temporadas de triunfo y de desengaño.

  1. Entorno: un espacio enorme donde los miembros pueden trabajar en dos subgrupos.
  2. Tiempo requerido: alrededor de una hora.
  3. Materiales necesarios: dos disposiciones de materiales con las que se pueden realizar construcciones.

Pasos a seguir:

Inicialmente, se abordan dos individuos para que dejen el espacio, con el fin de revelar el movimiento a sus compañeros. Se conformarán dos tertulias, por lo que los individuos que estén afuera, cada uno de ellos tendrá un lugar con un subgrupo.

La idea es que mientras estén sentados de espaldas, construirán una figura con las piezas y la ayuda de sus grupos. Cada uno de los grupos recibirá orientación. En el subgrupo A que ayudará y persuadirá a su compinche durante el desarrollo y en el subgrupo B que se manifestará de manera contraria, desmotivando, indicando desinterés y en todo caso debilitando a su compinche.

Dinámicas de integración laboral

Se puede destacar que las dinámicas de integración se utilizan progresivamente en las asociaciones, para mejorar las conexiones y cultivar la confianza entre las personas, acuden a varios ejercicios y juegos básicos para realizar, que no necesitan marcos poco comunes, solo la disposición de los miembros. Las dinámicas de Coaching son extremadamente variadas y la decisión dependerá de los puntos de vista que se deben crear y la razón que se debe lograr con los ejercicios.

Ventajas de las dinámicas de integración para adultos

Este tipo de ejercicios pueden ser excepcionalmente divertidos, solicitando el interés de los representantes en una situación absolutamente aleatoria para trabajar, sin peso de ningún tipo, ya que su objetivo no es evaluar habilidades o aptitudes, sino mejorar la convivencia, estas son las ventajas que ofrece:

  1. Las destrezas de colaboración en equipo incentivan a los empelados, de la misma manera mejoran el trato entre ellos y les permiten trabajar adecuadamente en empresas comerciales.
  2. Disminuyen la presión, despiertan el interés y la participación.
  3. Es excelente porque crean una mayor eficiencia y conexión más beneficiosas dentro del entorno de trabajo. Excelentes para los diversos Tipos de empresas.

Siempre podemos hacer presentaciones

En la remota posibilidad de que tengan un grupo de trabajo recientemente creado con nuevas personas, la instrucción del grupo puede ayudar a mejorar las conexiones individuales y producir vínculos entre los trabajadores. Se crean preguntas con el fin de que el grupo aporte su opinión por escrito. Les das a los miembros un par de momentos para leer detenidamente las distintas respuestas, permitiéndoles hacer preguntas en caso de que estén interesados.

Dinámicas de integración divertidas, que ayudan a desarrollar habilidades

Son dinámicas que con gracia y sazón permiten no solo liberar del estrés sino también ayudar a que se construyan buenos lazos.

Temores y expectativas

Como lo recomienda su título, le hace conocer y examinar los sentimientos de pavor y cualquier deseo que exista en el equipo. Se compone con cada empleado que redacte en una tarjeta cuáles son sus aprensiones y deseos, con respecto a la organización o vida al fin y al cabo (hay que caracterizarlo antes de comenzar).

Después de examinar cada uno de ellos, elegimos el temor y el deseo más repetidos, en pequeñas reuniones, hay que probar cómo derrotar al primero y cómo lograr el segundo, para terminar, cada grupo presentó sus pensamientos y fines.

Muchas son las ventajas que se pueden lograr mediante las estrategias de las dinámicas de integración y agrupación en asociaciones. Son herramientas que instruyen y que ayudan a construir una condición más segura y agradable.

Estas actividades fortalecen la formación que se logra en las reuniones de Coaching, además fomentan la reflexión de los integrantes, les permiten decidirse por opciones para cambiar hábitos, horarios o tal vez solo para crear ideas de crecimiento.

 

(Visited 89 times, 2 visits today)

Deja un comentario