Las Mejores Aptitudes Profesionales de una Persona

Todas las personas cuentan con habilidades que los hacen diferentes unos de otros, igual pasa con el comportamiento. El desarrollo de estas capacidades es esencial al momento de desempeñarse laboralmente, pues todas las empresas buscan tener un personal calificado y que cumpla con las aptitudes de una persona.

Aptitudes profesionales

Cuando se está en la búsqueda de trabajo o de alguna actividad que sea de interés personal para aplicar, es indispensable cumplir con los requisitos académicos exigidos por el perfil del cargo a optar. Además, de presentar una serie de entrevistas y pruebas que la empresa o gerencia realizan.

Esto con el objetivo de saber cuáles son las habilidades y destrezas que posee el solicitante para así, determinar en cual área de la empresa se desenvolverá de manera satisfactoria. Asimismo, creando un clima laboral agradable donde se puedan desarrollar todas las capacidades en pro del crecimiento profesional.

Se debe tomar en consideración que contar solo con un título profesional, no garantiza el logro y éxito que se requiere para que una persona sea exitosa a nivel profesional. Puesto que un factor influyente en el éxito laboral son las diversas capacidades, habilidades y destrezas que cada persona posee, las cuales son aptitudes que indistintamente en el área que se desenvuelvan harán posible la conversión a grandes líderes empresariales.

Las aptitudes profesionales derivan todas de las capacidades y experiencias que los trabajadores van adquiriendo con el pasar de los años en su ambiente profesional, destacándose más en la realización de determinadas funciones para los cuales son considerados grandes genios.

aptitudes de una persona profesionales

Técnicas para evaluar las aptitudes de un profesional

La mayoría de las empresas cuentan con diferentes técnicas o métodos para evaluar las aptitudes que posee cada uno de sus empleados profesionales y ver en cual área les sería más conveniente ubicarlos.

Algunas de estas técnicas son:

Aplicar entrevista individual

Mediante la aplicación de este tipo de entrevista se busca verificar los datos, conocer y explorar más sobre la personalidad, así como los conocimientos que posee el aspirante. De tal modo, poder visualizar si encajará tanto en la empresa como en el puesto a ocupar.

Realizar dinámicas de grupos

Este tipo de técnica son muy variadas, por lo general la empresa escoge una o dos Dinámicas de integración donde los participantes puedan interactuar entre si aplicando su emotividad, creatividad y dinamismo. A su vez, midiendo las actitudes y aptitudes que poseen por medio de la expresión libre y a través de juegos con intercambio de roles.

Aplicar pruebas escritas

Mediante la aplicación de test, cuestionarios o cualquier tipo de examen la empresa puede medir las aptitudes laborales con respecto a los conocimientos que cada aspirante posee en su área de desempeño.

aptitudes de una persona técnicas

Aptitudes con las que debe contar un profesional

Algunas de las aptitudes con las que debe contar un profesional y que sin duda toda empresa busca en ellos son las siguientes:

Aceptar los diferentes puntos de vista

Se debe comprender que en un ambiente laboral se está rodeado de muchas personas que emiten opiniones distintas, convirtiéndose en algunos casos en críticas y en ocasiones no son tomadas de la mejor manera. Por ello lo mejor es escuchar y realizar los cambios que sean necesarios para evitar que esto vuelva a suceder.

Creatividad o ingenio

Contar con una creatividad o mente ingeniosa es algo muy productivo para una empresa, ya que el profesional que tiene la capacidad de generar nuevas ideas o reinventar las que existen aporta soluciones auténticas para la empresa.

Poder de persuadir

Las personas con capacidad de convencer o aconsejar sobre un determinado punto de vista que se quiere llegar y que lo hacen mediante argumentos propios, trasparentes y sin imponer alguna visión o idea es sin duda alguna, la aptitud profesional todas las empresas buscan.

Facilidad de adaptación

Una habilidad que permite al profesional incorporarse y/o adaptarse a cualquier ambiente laboral que sea propenso a cambiar.

Ser resiliente

La habilidad de poder solucionar los obstáculos o dificultades con ánimo y optimismo, sin permitir que afecte directamente al desenvolvimiento del proyecto y meta laboral es una capacidad que muchos no poseen.

Iniciativa laboral

Contar con la capacidad de tomar iniciativa y participación sin la necesidad de recibir instrucciones para hacerlo, proponiendo nuevas ideas y opciones que vayan en beneficio de la empresa es una cualidad que no todos poseen, pero quien la posea, destaca.

aptitudes de una persona iniciativa laboral

Capacidad de líder

Los profesionales con capacidad de guiar un grupo de trabajadores de manera positiva, tomando en cuenta sus opiniones como parte del procedimiento y de la solución del proyecto son líderes natos. Esta es una aptitud que siempre los hará contar con un equipo de trabajo óptimo y transparente.

Ser empático

Tener la capacidad para ponerse en el lugar del otro, valorar las diferentes opiniones y puntos de vista, disminuye el riesgo de trabajar bajo el clima de un ambiente conflictivo. Así como comprender las decisiones que toman los demás.

Tener seguridad

Mostrarse como personas seguras y confiables al dominar un tema o en la toma de alguna decisión, permitirá ganar el respeto y la confianza de las personas. Además, de generar confianza y que las ideas sean tomadas en cuenta para futuros proyectos.

Honestidad

Es una cualidad que toda persona debe tener, más que una aptitud es uno de los valores que se aprende desde el hogar y se debe aplicar en todos los aspectos de nuestra vida. Ser una persona lo más transparente y honesta posible con los compañeros del trabajo abre las puertas del éxito.

Disciplina

Además, de tener las mejores aptitudes como trabajador es indispensable cumplir con las políticas, normas y reglamentos que rigen a la empresa. Así se logrará figurar como el mejor en el equipo de trabajo.

Inteligencia emocional

El desarrollo de esta aptitud permite el manejo más adecuado y eficiente en cualquiera de las posibles situaciones dentro del ámbito laboral. Asimismo, ayudará a tomar las mejores decisiones para la resolución de cualquier dificultad.

Actitudes más resaltantes que un profesional debe tener

A pesar de los conocimientos que se puedan tener para optar a un cargo, solo serán tomados en consideración las personas que demuestren estar preparadas para:

  • Trabajo en equipo: La capacidad que muestre para trabajar en equipo mediante las relaciones más cordiales y respetando los diferentes puntos de vista.
  • Adaptabilidad: Asumir con la mejor actitud los cambios que se puedan presentar en el entorno laboral.
  • Polivalente: Poder asumir el rol de desarrollar distintas actividades en la empresa sin ninguna complicación, ni llegar a confundir este término con exceso de trabajo.
  • Proactividad: Contar con la mejor actitud y disponibilidad adelantada y enfocada al cambio.
  • Resolución de problemas: Está a diferencia de la proactividad, no es darle solamente solución a un determinado problema o conflicto, sino mostrar siempre una actitud participativa y colaboradora.
  • Lealtad: Valorar el respeto, la confianza y oportunidad que la empresa brinda en el apoyo del crecimiento profesional, dejando claro que se apoyan sus decisiones sin perder la honestidad.

Aptitudes en el trabajo

Para nadie es un secreto que el campo laboral en los últimos años se ha vuelto una competencia constante en todos los ámbitos. Puesto que, el aspirante aparte de cumplir con los requisitos exigidos para el perfil de la vacante, también debe reunir una serie de cualidades y destrezas. Las mismas demuestran su capacidad para obtener el cargo ofertado.

Por lo general, los trabajadores de eficiente rendimiento y calidad laboral son muy difíciles de encontrar. Cuando esto sucede las empresas hacen lo posible por mantenerlos y hacerlos crecer dentro de la misma. Las exigencias que tienen los diferentes Tipos de empresas cada vez demandan más en las aptitudes de un trabajador.

Las cualidades con las cuales una persona se da a conocer en el entorno laboral son las que lo describen como trabajador, es decir, si son o no el candidato idóneo para ocupar el cargo solicitado. Por lo tanto, se debe estar siempre dispuesto a desarrollar y resaltar cada una de ellas y así destacar sobre los demás.

Hoy en día, la mayoría de las empresas buscan contratar empleados que demuestren sus mejores aptitudes en el trabajo. Esto al desempeñar de la mejor manera su puesto, empatizar con un equipo de trabajo dinámico y buscar siempre desarrollar las capacidades pudiendo ser analíticas, cognitivas o verbales.

Las aptitudes laborales deben ser:

Analíticas

Es indispensable que toda persona tenga la capacidad de identificar, procesar y dar respuesta oportuna a cualquier situación que se le presente. Siendo así, en el mundo empresarial la demanda de esta aptitud va en aumento, puesto que las empresas necesitan de personal calificado para solventar de la manera más acertada los problemas. A su vez, obteniendo resultados favorables en pro de la empresa.

Cognitivas

Toda empresa busca contratar profesionales con capacidad de atención y solución rápida, ante cualquier eventualidad que se pueda presentar dentro de la misma. Ahora bien, esta capacidad se encuentra en todas las actividades que de forma diaria se realizan, mientras la persona se encuentre despierta. Es decir, la manera en cómo se percibe el mundo y el actuar en respuesta a dicha percepción.

Verbales

Esta habilidad muchas personas no la logran desarrollar, incluso en algunos casos hay trabajadores que cuentan con otras aptitudes muy relevantes. Sin embargo, permanecen siempre en silencio.

Flexibilidad

Comprender que los cambios forman parte del entorno y hay que adaptarse, sin permitir que afecte el desarrollo laboral. Esta es una cualidad muy valorada.

Pensamiento crítico

Centrarse en la manera de entender las razones de algo en específico para dar afirmación a lo que es verdadero o falso, mediante la observación y el razonamiento es una aptitud que muy pocos desarrollan.

Aprendizaje continuo

Permanecer en constante desarrollo de aprendizaje para mejorar los talentos provee mejores oportunidades.

Proactividad

Innovar siguiendo los parámetros de organización para el logro de nuevos objetivos, ayuda a mantener al trabajador a la vista de los gerentes. De tal modo, su opinión es tomada en cuenta.

Conocimiento técnico

Es quizás, el más importante con el que todo trabajador debe cumplir. Dado que los conocimientos adquiridos tanto en la etapa académica como por cuenta propia, son los que permitirán dar rienda suelta a elegir cualquier trabajo. Asimismo, tener interés por ir más allá de lo que la vacante exige permitiendo al trabajador conocer otras áreas de la compañía.

¿Cómo diferenciar la aptitud de la actitud?

Con frecuencia son términos que generan confusión, pues tanto en la manera de escribir como de pronunciar se parecen demasiado. Pero, como se ha podido evidenciar son palabras que a pesar de su similitud tienen significados distintos que se complementan entre sí.

Ahora bien, la aptitud es el talento que se desarrolla para realizar con agilidad una o varias tareas resaltando siempre ante los demás. Mientras que la actitud, es la postura que se asume ante cualquier situación para darle la solución más adecuada. Esta última es indispensable para el entorno laboral, dado que es lo primero que se percibe de las personas.

¿Cuáles son los tipos de actitud?

Existen 5 tipos diferentes de los cuales cada uno presenta variaciones como:

Actitud según la valencia afectiva

Es la forma en cómo las personas valoran su entorno y las situaciones que en él se presentan, pudiendo ser:

  • Positiva: Es la manera de enfrentar los obstáculos con el mejor de los ánimos para cumplir la meta propuesta.
  • Negativa: Es interpretar cualquier situación desde el pesimismo, dejando que tome el control haciendo imposible encontrar una solución al problema.
  • Neutra: Se refiere a proyectar imparcialidad en cualquiera de los casos, es decir, no emitir juicios a favor o en contra de la situación.

Actitud según la orientación a la actividad

Se desarrollan cuando la persona está realizando funciones de forma individual hacia una idea en concreto, pudiendo ser:

  • Proactiva: Solucionar de forma ingeniosa cualquier problema y a través de ello incentivar la creatividad.
  • Reactiva: Evadir la resolución de algún problema y caer en el conformismo.

Actitud según la motivación

Estas actitudes son desarrolladas cuando se tiene la motivación especifica de obtener algún logro, pudiendo ser:

  • Interesada: La satisfacción del interés propio.
  • Altruista: Actuar en beneficio del compañero, más allá del propio interés.

Actitud en función de la interacción con las personas

Se refieren a las relaciones, experiencias y vínculos que se desarrollan con los demás, siendo así:

  • Colaboradoras: Permite incentivar la integración de las personas para cumplir una meta, la cual es compartida entre ellos o individual.
  • Pasivas: Cuando hay ausencia de iniciativa y es sometida la decisión a la de los demás.
  • Agresivas: Hacer uso de la violencia física y verbal para conseguir el logro del objetivo.
  • Asertivas: Tomar en cuenta los propios intereses y el de los demás para concertar.

Actitud en función de la valoración de la realidad

Son actitudes que se determinan según con la realidad o emoción con la que es percibida el entorno y se clasifican en:

  • Emocional: Percibir la realidad en función de las emociones propias, dejando en segundo plano el razonamiento.
  • Racional: Considerar la realidad desde el raciocinio y la lógica, suprimiendo cualquier tipo de emoción.

¿Cuáles son los tipos de aptitud?

Algunas de las aptitudes que se pueden desarrollar y permitir que la persona destaquen son:

  • Abstracta: Dar solución a pesar de la complejidad de la situación.
  • Social: Es el desarrollo de todas las habilidades que nos permiten interactuar con las personas.
  • Mecánica: La habilidad para entender los movimientos.
  • Artística/plástica: Capacidad para entender el uso de las formas y colores.
  • Espacial: El ingenio para dar uso adecuado al espacio.
  • Viso-motriz: La destreza para coordinar a la vez las manos y la vista.
  • Verbal: Comprender y dar el uso adecuado a las palabras.
  • Numérica: La facilidad de efectuar cálculos que incluyan números y símbolos.

aptitudes de una persona tipos de aptitud

¿Cuáles son las aptitudes de una persona?

Todas las personas se diferencian por la apariencia, personalidad, puntos de vistas e ideas. Sin embargo, algo que tienen en común es desarrollar y poner en práctica las mejores aptitudes.

Para así sacar ventaja y ganar terreno en cualquier ámbito de la vida, permitiendo alcanzar el éxito de cualquier objetivo. Algunas de estas aptitudes son:

  • Seriedad
  • Responsabilidad
  • Organización
  • Puntualidad
  • Madurez
  • Paciencia
  • Honestidad
  • Proactividad
  • Flexibilidad
  • Integridad
  • Paciencia

Poniendo en práctica cada una de estas aptitudes y las que a continuación se presentan, se podrá expandir y mejorar tanto la calidad de vida como las relaciones con el entorno.

  • Amabilidad
  • Empatía
  • Comunicación
  • Participación
  • Tolerancia
  • Seguridad
  • Confianza
  • Autoestima
  • Adaptabilidad
  • Orden
  • Limpieza
  • Sentido común

¿Cómo diferenciar las habilidades?

Como bien se sabe, son aquellos talentos que hacen que una persona sea totalmente diferente a otra, pues les brinda competencias únicas de acuerdo a sus gustos y preferencias. De igual forma, se dividen en dos tipos; blandas y duras, posiblemente son términos que la mayoría no conozca. Pero, son necesarios en caso de querer formar parte de una compañía, dado que es la manera en que califican al personal y del mismo modo, aplican para la contratación de nuevos empleados.

Cuando se habla de las duras se refieren a las competencias intelectuales, las cuales son mayormente adquiridas a lo largo del tiempo en los estudios o cursos realizados. Estas se encontrarán como requisitos indispensables en todo puesto de trabajo. Por otra parte, las blandas son las características que pueden ser modificables en cada persona, es decir, de las cuales se es consciente y son posibles de cambiar para mejorar.

Elementos que forman parte de la actitud

Se basa en tres elementos esenciales, los cuales aseguran el desenvolvimiento de las personas con la vida como:

  • Cognitivo: Se refiere a los pensamientos que tiene la persona de acuerdo a como percibe su entorno.
  • Conductual: Esto sería la predisposición consistente que se tiene ante una persona o evento.
  • Emocional: Son todas aquellas sensaciones que forman parte de la persona y que puede desarrollar hacia otros.

Rol de la actitud en la vida de cada persona

Las actitudes cumplen un rol muy importante en todos los ámbitos de la vida, dependiendo del desarrollo y aplicación que se le de a cada una de ellas. La persona podrá lograr interactuar de la manera más sana y agradable posible con el entorno que le rodee. Siendo así, le permitirá:

  • Cumplir con la finalidad del objetivo o meta que se trace, mediante su función instrumental.
  • Ayuda a procesar la información del entorno que lo rodea.
  • Tener actitud brinda confianza, reafirmación y elevación de la autoestima de cada persona.
  • También, contribuye a visibilizar la creencia en si mismo.

(Visited 17 times, 1 visits today)

Deja un comentario