¿Cómo abrir los poros del rostro? paso a paso

A más de una persona le ha pasado que se mira frente al espejo y empieza a observar ciertas impurezas, casi siempre en forma de puntos negros o algunas marcas rojas en la piel, esto en algunas ocasiones puede generar que te sientas incómoda o insegura, por esta razón, en el presente artículo podrás conocer cómo abrir los poros de la cara para limpiarlos.

cómo abrir los poros

Impurezas en la cara

Las impurezas en la cara son generadas por pequeñas partículas de suciedad que se introducen en los poros y es algo que se va alterando cada vez de una manera paulatina, sin darnos cuenta en muchas ocasiones. A pesar de que estos problemas se presentan de manera más grave en unas personas que en otras, todas pueden ser vulnerables a presentar este problema, debido a que la cara siempre está descubierta y, por lo tanto, propensa a que se le introduzcan a diario gran cantidad de elementos contaminantes.

Por esta razón, es de gran importancia llevar a cabo una Limpieza de cutis, pero se sabe que es algo que se tiene que realizar con mucha precaución, puesto que, si se realiza de una manera errónea, lo que puede generar es un empeoramiento de la situación. ¿Tienes conocimiento de cómo llevar a cabo esta limpieza? Un factor que es de gran importancia, pero que en muchas oportunidades se olvida, es como abrir los poros para que la limpieza que se está realizando dure un mayor tiempo y tenga mejores resultados.

A continuación, se presentará cómo limpiar los poros desde la comodidad de tu casa, puesto que en algunas ocasiones, asistir a un centro donde se especialicen en la limpieza de cutis puede incurrir en un gasto elevado. Esta limpieza es un factor de gran importancia para mantener nuestro rostro alejado de esas imperfecciones y tener un cutis admirable.

Para llevar a cabo la limpieza, es de gran importancia limpiar los poros, puesto en estos es donde se acumula la suciedad que posteriormente se transforman en granitos y en marcas que causan grandes molestias. En muchas ocasiones, se pasa directamente a lavar el rostro cada mañana o noche sin dar importancia al próximo paso, el cual es la apertura de los poros para que la limpieza sea más óptima.

Es decir, este paso ayuda para que la piel de la cara se encuentre lista para una limpieza a profundidad, suprimiendo totalmente los sucios y evitando el acné. Esto es recomendable para cualquier tipo de piel, sin importar si es seca, grasa o una combinación de las dos. Ahora sí, sin más preámbulo se pasará a conocer varios métodos para saber cómo abrir los poros.

¿Cómo abrir los poros?

Se pueden encontrar diversos métodos para saber cómo abrir los poros, pero en este artículo se presentarán algunos de los más usados y que tienen mejores resultados, además de que estos, no presentan riesgos que puedan perjudicar o empeorar la piel, por lo que te puedes sentir en la comodidad de llevar a cabo el método que más te parezca y se adapte a tu rutina. Los poros pueden ser tapados por diversos motivos:

  • Hay grasa o una especie de aceite en la cara.
  • Hay partículas de piel secas y sin vida.
  • Por polución del aire.
  • Porque se ha colocado maquillaje.
  • Alguna suciedad que llega a la cara por medio de las manos.

Uno de los métodos más usados es el de aplicar vapor en la cara, puesto que este ayuda a la apertura de los poros de una forma fácil, genuina y lo más importante, sin colocar en peligro la piel de nuestro rostro. Este método es ideal cuando no se dispone de gran cantidad de tiempo, debido a que muchos otros si requieren de tiempos más largos.

Lo primero que se tiene que hacer, es lavar nuestro rostro con agua a temperatura media, masajeando en formas de círculos para mover algunas fracciones de suciedad. Si tienes colocado algún maquillaje, has uso del desmaquillador, ayudándote con pedazos de algodón para hacer una presión más alta y quitarlo o más que se pueda. Relacionado a esto, es importante para las personas que se maquillan, saber cómo maquillarse bien, puesto que un mal empleo puede empeorar los casos de acné.

Ya luego de que la cara esté limpia, sécala con una toalla dando pequeños toques, nunca frotando puesto que esa acción puede generar que la piel se irrite. Luego de esto, hay que poner a calentar dentro de una olla el agua, luego de que ya esta se encuentre a una temperatura caliente (que no queme las manos), masajea la cara con el agua aproximadamente por 60 segundos.

Otra manera que se puede realizar, es colocar la olla caliente encima de una superficie plana, donde no haya peligro de voltearse ni nada por el estilo, cubrirse con un paño y colocar la cara encima de la olla, cuestión de que el vapor que sale te pegue en la cara, el trapo ayuda a que sea más concentrado, además, se le puede agregar algunas ramas de menta, manzanilla o algo parecido, esto le otorgará más nutrientes al tratamiento.

A medida que va transcurriendo el tiempo, vas a notar como tu rostro se empieza expandir y relajar de una manera progresiva, esto se debe a que los poros están comenzando a abrirse. Si eres una persona con piel sensible o delicada, lo que puedes realizar, es mojar un paño con esa agua caliente y desplazarla por todo el rostro, haciendo una pequeña pausa cada cierto tiempo para que los poros se puedan abrir lo necesario.

Puedes estar frente a la olla en un período máximo de diez minutos, si sientes que no aguantas el vapor, descansa un poco y vuelve. El vapor en la cara va a ayudar a que se abran los poros, pero eso no va a quitar la suciedad, o sea, ya luego de que los poros estén abiertos, se debe extraer todas las células sin vida que se encuentran.

Ya después que se ha concluido con la extracción, lava con agua fría, de esta manera, la piel de la cara volverá a su estado normal. Ya para terminar el proceso, puedes hacer uso de una crema que ayude como hidratación para que la cara no se seque.

Nota: No hagas un uso excesivo del vapor, puesto que puede generar un resecamiento en la piel, ocasionando de esta manera que tengas que usar aceites o cremas con grasas para recuperarla.

cómo abrir los poros con vapor

Exfoliar

Otro tratamiento que se conoce para saber cómo abrir los poros de la nariz y de la cara en general, es con la exfoliación, para esto se requiere de un cepillo.

Primero enjuaga la cara con agua a temperatura media y seca con una toalla. Tanto el cepillo como la cara deben estar secos, puesto que este proceso no sirve al haber humedad.

Luego de esto cepilla de manera suave el rostro, realizando pequeños óvalos, actúa más en los lugares secos o que tengan más imperfecciones. Ya luego de realizar estos pasos, debes enjuagarte con agua fría y hacer uso de una crema que hidrate.

Mascarilla para abrir los poros

En esta metodología se pueden encontrar gran cantidad de mascarillas que ayudan a la pulcritud del rostro y para dar apertura de los poros de una manera fácil y segura. Pero una de las más óptimas es la que se realizan con barro. Este modelo da buenos resultados debido a que alcanza a extraer todos los elementos que tapan los poros. Estas mascarillas pueden ser encontradas en cualquier tienda que se dedique a la belleza. Agregado a esto, una crema que es buena para la piel, es la Mascarilla con aloe vera.

Artículos concretos para embellecer

De la misma manera que las mascarillas, se pueden encontrar una diversidad de negocios que ofrezcan determinados artículos para eliminar el acné, abrir los poros, etc. Por lo que puedes cuestionar en las tiendas que te generan una mayor confianza. Pero si prefieres llevar a cabo un tratamiento hecho en casa para quitar la suciedad y cuidar tu rostro, puedes encontrar el siguiente:

Lleva a cabo la preparación de una taza de té verde. En el momento que esta se encuentre a una temperatura fría, en un envase agrega tres cucharadas soperas de té, posteriormente añade una cucharada pequeña de endulzante y una de miel. Une todo creando una mezcla y empléalo encima de la piel, de una manera suave para que esta se pueda exfoliar. Para concluir lava el rostro con agua fría y emplea una crema hidratante.

Tips para preservar la piel en un buen estado

Primero, cada vez que lo tengas presente debes hacer una limpieza de tu rostro. Se puede indicar que la limpieza del rostro es algo que siempre se olvida, por lo que a continuación se presentará algunas eventualidades en las que es más necesario limpiar el rostro:

  • Después de entrenar, de practicar algún deporte o haber sudado de manera abundante.
  • Si estás residenciado en un lugar donde existe un nivel alto de contaminación.
  • Haz uso de cepillos exfoliantes para optimizar tu rostro (teniendo cuidado de que estas siempre tengan unas fibras delicadas).
  • Aplica los artículos de aseo que observes necesario para la protección de tu rostro.
(Visited 125 times, 1 visits today)

Deja un comentario